10 cosas que debes saber sobre JAPÓN para no decepcionarte

Ya sea que te vayas de vacaciones un considerable número de días o que te vayas a mudar temporalmente/ para siempre a Japón, hay algunas cosas que debes saber antes de llegar al país Nippon para no darte un tortazo contra la pared y que todas tus expectativas se vayan al traste.

Ya sea que te vayas de vacaciones un considerable número de días o que te vayas a mudar temporalmente/ para siempre a Japón, hay algunas cosas que debes saber antes de llegar al país Nippon para no darte un tortazo contra la pared y que todas tus expectativas se vayan al traste. La verdad es que Japón se ha hecho muy popular gracias al tema del anime y del manga, incluso, hoy en día también es famoso en internet por ser la nación a la que se cargan las noticias más raras como que en las calles hay maquinas expendedoras de panties usadas o que los conductores de tren se disculpan con cada pasajero sí este se atrasa en su hora de salida (todo esto absolutamente falso). Aquí te dejo algunas cosas que no siempre se comentan acerca de Japón, pero que quizá es bueno tener en cuenta para que te desligues un poco de lo que se ve en el anime y aterrices en el mundo real.

En Japón no es fácil hacer amigos

Algo que para los latinos parece ser un gran problema es la distancia emocional que ponen los japoneses frente a todas las personas con las que no tienen una relación muy profunda. En latinoamérica y muchísimos otros países estamos acostumbrados a que es relativamente fácil comenzar a construir relaciones con otras personas y que éstas se van soltando en un tiempo más o menos “prudencial”, se pueden discutir temas sensibles como religión y política en un ambiente más o menos relajado, pedir favores, consejos entre amigos, etc. Eso en Japón NO PASA. Muchas personas se sienten frustradas por el hecho de que jamás se llegan a sentir realmente cercano a algún japonés, sienten que no existen amistades verdades y que estas personas son solo para pasar el rato pero no conseguirás, al menos en unos años, una verdadera compañía que te proporcione un apoyo emocional. Esto no quiere decir que en Japón no se puedan hacer verdaderos amigos, pero para hacerlos si se necesita muchísima paciencia.
Sí eres una persona muy sociable, que le gusta salir, hablar, festejar, andar colgada de todo el mundo y que le gusta la fiesta y el bullicio, ciertamente Japón no es para ti.
Sí eres como yo, una persona tranquila, calmada, que le gusta el silencio y que no es de mucho bullicio ni de estar con las personas, esto no será un problema.

Mucho cuidado con el Tatemae

En Japón la cultura del Tatemae es algo muy popular, y es conocido como todo aquello que la sociedad espera que hagas y toda la compostura que ellos esperan de ti. Las personas usualmente en Japón siempre parecen muy amables, pero con el tiempo aprendes a distinguir cuando están siendo honestamente amables y cuando solo están usando tatemae porque saben que tienen una obligación de apariencia social contigo y con los demás. Así que nunca creas que un japonés es solo amable, porque seguramente no lo es.

Por ser extranjero, de plano asumen que eres una especie de chimpancé

Cuando sales de tu hogar en Japón, prepárate para estar bajo la lupa todo el tiempo. Los japoneses siempre asumen que al ser extranjero posees un nivel cultural (incluso intelectual) inferior, y aunque ciertamente Japón es un país muy avanzado en ese sentido, no todos los extranjeros son tan poco habilidosos con la adaptabilidad en la cultura japonesa. En todos los lugares las personas estarán pendientes de que acates las reglas perfectamente. A los turistas se les perdonan ciertas cosas justamente por ser turistas, pero cuando eres un extranjero radicado esperan que seas una replica exacta de un perfecto japonés. Si lo eres no te admiraran, pero si te equivocas no lo olvidarán.

Sí eres mujer, joven y aun más, latina… mucho cuidado

Hace unos pocos años atrás las mujeres dejaron de ser otro objeto más en el hogar, al igual que en resto del mundo, las mujeres se han convertido en una revolución silenciosa para la industria y la educación, Japón no es la excepción. Aun así, sí los japoneses juzgan duramente a sus compatriotas mujeres cuando alcanzan el éxito, no es muy difícil imaginar lo que pueden llegar a creer de una extranjera que consigue sobresalir en su país.

Viviendo en Japón, durante el primer mes asistía a muchas reuniones de convivencia para conocer otros extranjeros residentes, en muchas ocasiones recibí el comentario de nacionales japoneses insinuando “¿Cómo una mujer latina tan joven fue capaz de conseguir un trabajo en Japón? has de haber tenido una conversación muy interesante con tu jefe al llegar aquí” ciertamente me sentía indignada, ofendida y furiosa.

Después de un tiempo preferí guardar silencio acerca de mis condiciones en Japón, de plano evitaba socializar con los chicos japoneses jóvenes,quienes irónicamente son los que están mas influenciados de esta idea de “las latinas son calientes y fáciles” que tanto ronda en el internet.

Mesa de trabajo dsfsfds.png

 

Recolecta fuerza para sobrevivir al abrumador diario vivir

Japón es el país del NO, del proceso, de las reglas, de los procedimientos complejos y las jerarquías muy marcadas. Así que esto hace que algunos ámbitos como el trabajo o la escuela se vuelvan algo tedioso y pesado. Para lidiar con esto debes desprenderte de las ganas de obtener todo rápido, de querer saltarte las cosas o de la costumbre de que todo funcione como nosotros queremos. Una persona que se desespera fácilmente no tiene mucho futuro en Japón.

La depresión asecha mucho más

Japón es un país donde puedes pasar días sin ver a tu vecino, no oirás al perro del barrio ladrar, ni escucharás al señor que pasa vendiendo pan en las mañanas, nada. Todo es silencio absoluto. Lo máximo que puedes esperar oir en la calle (sí vives en un barrio residencial) será la alarma de alerta de Tifón. Las calles son pulcras, el silencio es absoluto, las personas son casi que espectros y aunque suena a una película de terror, es así, y se multiplica por mil en el invierno cuando a las 7pm ya no veras un solo establecimiento abierto más allá de las estaciones de gasolina y las tiendas 24hrs. Este es un panorama que con el tiempo resulta abrumador y depresivo para algunas personas, así que tenlo en cuenta desde ya.

Racismo indirecto

No importa que tanto tiempo lleves viviendo en Japón, no importa que escribas y leas su idioma, que actúes impecablemente dentro de los estándares de su cultura, que entiendas su historia hasta los periodos más recónditos cuando aún era el reino de Yamato, que te hayas casado con un nacional de su país y tenido hijos, ni siquiera importa que hayas obtenido la nacionalidad japonesa. No son una sociedad inclusiva con los extranjeros y siempre te sentiras por fuera. No hay forma alguna de pertenecer más que siendo propiamente Japonés. En otros países como Estados Unidos, Reino Unido y algunas naciones de Asia, al cabo de un tiempo la sociedad acoge con fraternidad a los extranjeros que se han vinculado exitosamente con su cultura… bueno, no esperes que esto suceda en Japón.
Sí te subes al tren evitaran sentarse cerca a ti. Si les hablas japonés algunos pretenderán no entenderte solo por el hecho de no aceptar que un no-japones es capaz de hablarlo o intentaran hablarte en inglés por más que continúes respondiendo en su idioma, no será de mucho gusto que te acerques a sus hijos o mascotas ni mucho menos que fraternices, tendrán ojos extra sobre ti en cualquier tienda y torceran los ojos al verte pasar por la puerta de las oficinas de gobierno. 
Si, todo eso me ha pasado a mi y otros extranjeros conocidos míos.

La necesidad de siempre encajar

La sociedad japonesa funciona tan eficazmente porque tienen mentalidad de grupo, se preocupan por el bienestar de todos y hacen lo que haga falta para que el país progrese equitativamente. ESO ES EXCELENTE, PERO… no está tan bien cuando este afán del progreso solo a través del grupo impide que te desarrolles a ti mismo como individuo. En Japón no es bien visto que se atribuyan logros a una sola persona, porque eso destruye la homogeneidad. Las personas que se atreven a ser diferentes o sobresalientes a menudo reciben comentarios como “estas falto de amor” o “solo quiere ser el centro de atención”. No existe un reconocimiento social al individuo, y gracias a esto muchos japoneses son inseguros y tímidos, no hablan de sus ideas y tienen miedo de expresar un talento que los haga especiales. Por ende, si siendo extranjero ya de por sí “destacas” esperan que minimices tu impacto social en la mayor medida posible con el fin de no destruir la estabilidad del grupo.

 

Todo es demasiado costoso

En Japón se cobra un salario bastante alto a comparación de otros países, pero así mismo el costo de vida es considerablemente más alto. Sí tu idea es ir a Japón para hacer dinero y ahorrar, mi consejo sería que busques vivir en una ciudad retirada de Tokyo, en especial la zona de Kansai permite un estilo de vida decente con una cantidad de dinero muy modesta, a diferencia de la capital y las ciudades cercanas. De otro modo, la vida en Japón puede resultar muy costosa, y a no ser de que quieras ser un ermitaño que no disfruta ni siquiera de una comida en el Nakau, lo mejor es que busques otro país.

dsdsfscc.png

Un japonés siempre puede ser aún más rígido

Siempre que creas que no pueden existir más reglas ni mas procedimientos para llevar las cosas en orden… prepárate! un japonés siempre puede ser un más rígido y cuadriculado. Armarse de paciencia infinita para sobrellevar los exagerados procesos y reglas que existen en el país es la única forma de no enloquecer.

Aunque todas estas cosas pueden sonar increíbles, duras o quizá exageradas, es la realidad que he experimentado y he podido contrastar con la experiencia de otros extranjeros en Japón. Ciertamente es un país maravilloso lleno de cosas positivas, pero para poder disfrutar de aquello es necesario entender aquellas cuestiones que no resultan tan agradables y decidir de corazón sí podemos lidiar con ellas o no, de lo contrario tu vida en Japón no tendrá mucho más futuro. Todas estas cosas que mencioné se presentan mucho en personas que ya pasan de los 30 y aunque ciertamente los jóvenes en Japón están cambiando mucho su manera de ver la vida, la población adulta mayor sigue siendo mayoría en Japón por lo que el país sigue siendo difícil de llevar en estos aspectos.

La verdad es que Japón no es para todo el mundo y muchos fracasan en su intento de vivir en el archipiélago gracias a que no analizan con honestidad los puntos positivos y negativos del país, pero si consigues superar estos 10 puntos podrás hacer tu vida en Japón sin problema.

 

 

Autor: Camila&Asia

Soy Camila, una diseñadora e ilustradora especializada en marketing amante de las culturas asiáticas y de medio oriente, los viajes por Asia, las especias y las plantas.

Un comentario en “10 cosas que debes saber sobre JAPÓN para no decepcionarte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s