LO DIFÍCIL DE SER UNA MUJER LATINA EN JAPÓN| Mi experiencia

Las mujeres japonesas que se dedican a salir adelante profesionalmente siempre llaman la atención y a menudo son cuestionadas, una extranjera no sería la excepción.

*Todo lo expresado en este post está basado enteramente en una experiencia personal y no está orientado a hablar sobre la generalidad de las mujeres que residen en Japón bajo las mismas circunstancias.

Hace unos días leía algunas noticias sobre la poseción de la futura emperatriz Masako en Japón, había una gran discusión acerca de la situación del machismo y el micromachismo en Japón, y aunque entre latinos esto es un tema de todos los días, podríamos decir que el escenario no es tan dramático en términos de violencia directa hacia la mujer, pero Japón no es la excepción al sinnúmero de sociedades que están pensadas para funcionar con la mujer en casa.

Desde hace un tiempo Japón se volvió un destino fascinante para muchas personas, no solo para el turismo sino también para estudiar y trabajar. A pesar de que es un país extremadamente difícil para migrar, son muchos lo que hemos tenido la suerte de contar con un patrocinio para mudarnos y residir en el país del sol naciente.

Hay que aclarar que hay muchísimas formas de vivir Japón: en familia, en pareja, en solitario, como estudiante, como empleado, como esposo/sa de un nacional. En fin, infinitas posibilidades pueden llevarnos a tener distintas perspectivas de como funciona Japón cuando vives en el, aún así debo decir que hay ciertas situaciones especiales y particulares cuando se es una mujer extranjera (particularmente latina), joven, sola, que trabaja en Japón; esto fue lo que pasó conmigo.

SER UNA MUJER LATINA EN JAPÓN

¿Cuál es la parte más dura de vivir en Japón en estás condiciones? Los comentarios y las suposiciones de algunos Japoneses, jóvenes y mayores.

Al igual que en el resto del mundo, y aunque Japón es un país extremadamente desarrollado en muchos sentidos, la mujer sigue estando subestimada en cuanto a su papel dentro de la sociedad y la capacidad que tenemos para desafiar el estatus quo. Las mujeres japonesas que se dedican a salir adelante profesionalmente siempre llaman la atención y a menudo son cuestionadas, una extranjera no sería la excepción.

Al ser mujer, resultaba llamativo que me hubiese dedicado a una carrera que en Japón continua estando, en su mayoría, reservada para los hombres: el diseño comercial y corporativo. Los grandes magnates japoneses de la publicidad son hombres que dictan las ultimas tendencias en diseño en el país asiático. Por lo que ver una mujer distiendo temas creativos y publicitarios les resulta un poco molesto a la vista. Por otra parte siempre se me cuestionaba cómo era posible que una mujer tan joven estuviese tan lejos de su casa y de su familia. No podría hablar por el resto de Japón, pero en el area de Kansai es cierto que no es muy normal que una mujer deje su casa sin haberse casado.

Al ser tan joven, era extraño para mis compañeros de trabajo que alguien de 21 años estuviera listo para ejercer a nivel profesional. Aunque en Japón la escuela toma uno o dos años mas de lo que suele tomar en Latinoamérica, muchas personas no saltan a la universidad inmediatamente, porque lo que los recién graduados o “freshman” usualmente tienen entre 23 y 25 años, incluso mucho más. Debido a esto, en repetidas ocasiones se cuestionó la calidad de mis estudios superiores, cosa que no sucedía con mis colegas diseñadores masculinos, equivalentes en edad y condición de expatriado.

Al ser latina, no podía pasar desapercibida cuando se trataba de reuniones y salidas casuales con amigos. No es correcto generalizar, pero me permito decir que cada hombre japonés que conocía no podía abstenerse a preguntar sobre los mitos y verdades acerca de las mujeres latinas o de la cultura latina en general. ¿Es verdad que son muy perezosos? ¿Es verdad que solo piensan en fiestas? ¿Tienen electricidad en tu país? ¿Es verdad que las mujeres latinas son fáciles? ¿Es verdad que son muy calientes? ¿Es verdad? ¿Es verdad? ¿Es verdad?… aunque parezca una queja absurda y muchos dirán que es culpa de la fama que tiene nuestro lado del mundo, recibir estas preguntas en cada momento de ocio con amigos resultaba agotador, frustrante e incluso algo sexista. En varias ocaciones de plano recibí invitaciones muy perturbadoras o inapropiadas por parte de algunos hombres por el simple hecho de enterarse de mi procedencia.

IMG_0839

Al estar trabajando en Japón, aun para los extranjeros de países de alta reputación como USA, Australia o Nueva Zelanda, conseguir migrar a Japón con un buen contrato de trabajo resulta complicado, y bueno, que podrían esperar de una Colombiana? y ni lo piensen! No me creo menos que ninguno de ellos, pero hay que ser realistas. Muchos japoneses de plano me preguntaba como era mi vida de estudiante de intercambio/pasante en Japón  y su cara parecía haber visto a un fantasma en el momento en me oían decir que me encontraba viviendo y trabajando en el país Nippon como lo haría cualquier japonés. Debiste haber tenido una conversación muy de cerca con tu jefe seguramente; fue el amable, sutil y para nada ofensivo comentario que recibí alguna vez de un jovencito, cuyos estudios en Estados Unidos lo habían despojado de la clásica timidez japonesa, durante una de las extrañas reuniones a las que mis amigas locales me invitaban. Ciertamente no era una cordial bienvenida ni algo que me hiciera sentir cómoda.

Aventurarse a explorar el mundo en solitario parece ser cosa de hombres. Solo las mujeres “adultas”, maduras y con un “bagaje” que parezca apropiado a los ojos de ellos puede entonces salir y explorar sin ser cuestionada, si tiene suerte. No fue mucha la diferencia entre los comentarios que recibí al salir de mi país entre aquellos que recibí cuando arribé a Japón ¿Y creemos que el machismo está ligado realmente con temas de educación? el machismo es construcción social generalizada, historicamente interiorizada en la cultura, se ha convertido en una diáspora de individuos cuyo origen está en la misma ideología. Entonces me pregunto ¿Qué pensamos de las mujeres en sociedad? ¿Realmente el mundo está preparado o se está preparando siquiera para que este sea un lugar donde las mujeres seamos enteramente libres de probar nuestras posibilidades sin tener que ser señaladas? No lo sé.

PERO NO TODO ES MALO

El movimiento de las mujeres, crea un efecto de reacción en cadena. Cuando a pesar de las circunstancias vemos que nuestras compañeras se están moviendo, las demás empiezan a hacer consciencia: recibí muchos comentarios de chicas japonesas y chicas de mi propio país (conocidas y de la red) que habían tomado inspiración de estás vivencias para decirse a vivir su propias aventuras en lugar de quedarse en su zona de confort.

Autor: Camila&Asia

Soy Camila, una diseñadora e ilustradora especializada en marketing amante de las culturas asiáticas y de medio oriente, los viajes por Asia, las especias y las plantas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s